Blog

¿Qué es ser humanista?

La pregunta puede parecer absurda… vale, de acuerdo, es absurda. Pero, ¿qué es ser humanista? Y además, ¿para qué? Es verdad, las Humanidades no sirven para nada útil, no refugian en las noches frías, no te sostienen para cruzar el río de aguas torrenciales, no te curan cuando estás enfermo, no te quitan el hambre, ni visten tu desnudez; no hacen nada de eso, para eso tenemos casas, puentes, hospitales, comida en general y tiendas de ropa, y ya, no necesitamos ni libros, ni cuadros, ni esculturas ni nada de eso. Es que las humanidades van un paso más allá de las necesidades básicas del ser humano. Ya lo decían los antiguos: primum vivere, deinde philosophare, primero hay que asegurarse la subsitencia

¿QUÉ ES SER HUMANISTA? Esto tiene mucho que ver con la famosa máxima de Terencio: Homo sum, et nihil humani a me alienum puto, no tener como ajeno nada de lo humano. Sí, a los humanistas nos interesa todo. Principalmente todas la humanidades: yo, por ejemplo, estudio Filología, pero también me interesan mucho el la Historia del Arte, la Filosofía, la Historia, la educación o el Derecho (la filosofía del derecho, sobretodo). Pero también todas la demás ramas del saber. Es verdad, por mucho que me meta con los ingenieros (que se lo ganan, porque los pobres son más cuadriculados que el papel milimetrado) también me interesa. Así como la medicina, la biología y ciencias naturales en general. Aunque con orden, lógicamente me centro en lo mío, y en ello profundizo; lo demás está bien para conversar con los que estudian cada rama del saber. Creo que es en este marco dónde se entiende eso de “estudiar lo que me gusta”. Yo estudio lo que me apasiona, claro.

En cuanto al servicio a la sociedad, creo que es bastante claro. Los humanistas no nos dedicamos a hacer la vida más agradable a los demás en el sentido físico, no curamos el cáncer, no hacemos puentes o edificios, ni móviles o tecnología avanzada, hacemos la vida más agradable en el sentido espiritual. Esto suena muy zen, lo sé, pero es absolutamente cierto (y no tengo nada que ver con el rollo zen). Lo que quiero decir es que estamos ahí para intentar que esta especie nunca olvide que es humana. Con la tecnología, las infraestructuras, la medicina y todo lo demás nos mantenemos en la existencia y nos la hacen más agradable, pero el ser humano necesita algo más para decir que VIVE, y es la HUMANIDAD. Con la Historia conocemos nuestra cultura, cómo hemos llegado a ser quienes somos como sociedad y qué errores hemos cometido por el camino, la Filosofía nos ayuda a entender el mundo y el ser humano, el Derecho nos ayuda a intentar comportarnos como seres racionales, lo cual no siempre sucede y hay que aplicar castigos, el conocimiento de las lenguas nos ayuda a comunicarnos con otros pueblos, sí, pero aún más interesante, a entender como cada sociedad conceptualiza la realidad y, la joya de la corona, el Arte: Artes plásticas —arquitectura, pintura y escultura—, música y literatura. Creo que el Arte es una de las cosas más humanas que existen, todos los pueblos y culturas tienen su propio arte, sus historias tradicionales, sus canciones, sus pinturas, sus esculturas y construcciones. Es apasionante, porque a pesar de tener la huella del artista, de alguna forma el espectador / lector / oyente, según cada expresión artística, incorpora algo en su recepción de la obra, algo que es distinto para cada persona y en cada etapa de la vida. Y, ya que me dedico a la Literatura, diré que ese es el poder de la ficción.

Y ya sabemos de sobra qué es lo que pasa cuando se olvida todo esto. Conocemos, por desgracia, las aberraciones que conlleva la deshumanización de la persona: las cámaras de gas, los experimentos con seres humanos, etc.

Quiero acabar hablando del Arte. Los artistas son personas especiales y unos incomprendidos, es verdad, y esto no va a cambiar nunca: sería la muerte del arte. Pero son un pilar importante de la civilización. Todos necesitamos historias y para eso están las novelas, el teatro y el cine (no voy a entrar en la chorrada de tanta gente “de letras” de “el libro es mejor que la peli”, ambos son arte y como tal están al mismo nivel, sólo tienen distintos medios de expresión. Simplemente les recordaría esas grandes historias que nacieron en el cine y de las que jamás habrá libro). La música, afortunadamente omnipresente en nuestras vidas, en los momentos de bajón, los románticos, de fiesta, de pasar el rato e incluso de estudio. Podéis despotricar del arte, pero os negaríais a renunciar a la música y la cantidad de sensaciones que añade a nuestra vida. La poesía, la pintura y la escultura dan un paso más: son algo tan inexplicable como necesario. La expresión del asombro ante la rareza del mundo, la lucha contra las limitaciones del lenguaje y a la vez el extasiamiento ante él, lo inefable de la vida.

Simplemente: HOMO SVM, ET NIHIL HVMINI A ME ALIENVM PVTO

A teima da lingua

Lingua morta, lingua minorizada, lingua defendida, lingua imposta, lingua invasora, lingua en perigo de extinción… Son termos que xorden continuamente no debate sociolingüístico, no que a postura da indiferenza fala de “la dinámica propia de las lenguas”, mentres a postura da defensa da lingua fala de “normalizar, impulsar a lingua”. Un debate que, na miña humilde opinión, é absurdo; polo menos entre os bos e xenerosos.

Continúa leyendo A teima da lingua

Adeu València

Supongo que saber cerrar etapas es un síntoma de madurez. Sí, estoy a un día de volver a mi tierra, Galicia, pero antes de poner rumbo al punto de destino siempre están las interminables despedidas.

Llegué a esta ciudad hace ya dos años, aún recuerdo la primera vez que pisé Valencia, fue un 21 de julio (admito que me acuerdo de la fecha porque es el cumpleaños de mi padre) y el golpe de calor al bajar del AVE y salir de la estación de Joaquín Sorolla fue acojonante: uno de esos días de calor estresante que tanto conocen quienes viven o han vivido en el Mediterráneo.

Continúa leyendo Adeu València

As nosas letras

“Hai xente que fala da vida a través dos conceptos; outros tenden a facelo con imaxes e algúns máis con metáforas. Sempre tiven a tendencia, mesmo nas discusións máis abstractas e volátiles, a entender o mundo baixo a especie do narrado” (Carlos Casares)

O 17 de maio de 1863 saía do prelo Cantares gallegos, de Rosalía de Castro, o primeiro de moitos libros escritos na lingua propia. Poesía, novela, relato curto, teatro e ensaio verían sumándose pouco a pouco para darlle á nosa lingua o estatuto que merece. Moito choveu xa desde o Rexurdimento e a día de hoxe, os nosos escritores

Continúa leyendo As nosas letras

Una voz

Si yo no tengo voz,

escribo.

Las palabras se ahogan

en el blanco del papel.

Y miro y observo

y río, considero

mi voz,

la creación de una voz

que cante

penas, sueños e ilusiones.

Una voz

que denuncie

y no calle,

no calle nunca.

Una voz,

mi voz.

Amistad

Aún estaba medio dormido. El cigarro le quemaba en los labios. Daba sorbos al café, aún caliente, que le devolvía al mundo.

Esa noche no había dormido nada, había estado acompañándolo. Cogida su mano, los recuerdos le volaban por la mente

Continúa leyendo Amistad